viernes, octubre 15, 2021
InicioSinaloaBig Boy, el elefante de circo que vivió cinco años encadenado de...

Big Boy, el elefante de circo que vivió cinco años encadenado de sus patas, ya tiene hogar

A partir de este lunes 19 de julio Ostok Animal Protection & Sanctuary abre sus puertas en la localidad de la Campana en el municipio de Culiacán para albergar a animales silvestres rescatados del tráfico ilegal de especies, de la caza furtiva, del abandono, de legislaciones fallidas y víctimas de la desaparición del 50 por ciento de nuestros ecosistemas naturales por actividades antropógenicas.

El primer inquilino será Big Boy, el elefante de circo que vivió cinco años encadenado de sus patas. El Presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) Ernesto Zazueta Zazueta y el ambientalista y comunicador Arturo Islas Allende, unieron su expertis en vida silvestre y en labores de rescate de fauna salvaje, para poner en marcha este loable proyecto cuya misión es ser una esperanza para cientos de ejemplares rescatados maltratados, lastimados y lesionados que requieren de cuidados humanos y de un hogar lo más parecido posible a sus hábitats naturales para poder sobrevivir y para poder conservar sus especies.

“Nos encontramos en una situación muy, muy crítica. En los últimos 30 años hemos perdido el 40 por ciento de toda la fauna que había en nuestro país, y 30 por ciento se encuentra en peligro de extinción. No obstante, los últimos gobiernos han incrementado los mega proyectos de urbanización que invaden y acaban con el hogar de cientos de miles de animales, y a su vez han reducido el presupuesto destinado al medio ambiente provocando la desprotección de la gran mayoría de las Áreas Naturales Protegidas (ANP) y el desamparo de nuestra fauna silvestre”, alertó Zazueta Zazueta.

Añadió que la falta de presupuesto para la protección de nuestra fauna ya provocó la desaparición de los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS) que es en donde se albergaba a miles de ejemplares rescatados alrededor de toda la República, por lo que en la actualidad los únicos refugios para estos ejemplares son las instituciones zoológicas del país.

“Actualmente en los zoológicos, criaderos y acuarios miembros de la AZCARM alojamos a alrededor de 18 mil ejemplares rescatados del tráfico y/o posesión ilegal, de atropellamientos, varamientos, del abandono y de diversas acciones humanas que han puesto su vida en riesgo. Pero ya no nos damos abasto, y es que darle un hogar a animales silvestres rescatados por las autoridades y por asociaciones civiles como nosotros (desde elefantes hasta aves), requiere de muchos recursos humanos, de mucho dinero y por su puesto de espacios adecuados.

Y lograr todo esto, sin ayuda del gobierno, ha sido una tarea titánica, una labor muy noble que diariamente reconozco y agradezco a todos mis compañeros y colegas de la AZCARM”.

Ante esta inminente necesidad de más refugios para la fauna silvestre rescatada en México, Ernesto Zazueta y Arturo Islas Allende con la colaboración de expertos en la materia y después de una cuantiosa inversión y de muchos meses de trabajo, lograron que el Santuario Ostok hoy sea una realidad; un espacio 100 por ciento natural de más de 20 hectáreas en el que muchos animales como Big Boy vivirán en condiciones ambientales adecuadas y con todos los cuidados necesarios a cargo de verdaderos especialistas en fauna silvestre para garantizaran su bienestar.

El Santuario Ostok fue especialmente diseñado para albergar y rehabilitar a las especies rescatadas, priorizando a la fauna endémica de nuestro país. Los espacios naturales fueron acondicionados para que vivan tranquilamente sin todos aquellos riesgos que padecen en las Áreas Naturales Protegidas invadidas. Islas Allende detalló que tan solo la construcción de la zanja que delimita el área en donde vivirá Big Boy tuvo un costo de más de un millón de pesos.

Por lo que hizo un sensible llamado a todos aquellos mexicanos que aman nuestra biodiversidad a que se sumen a este proyecto. “Este proyecto no se puede frenar bajo ninguna circunstancia. Yo sé que son muchas las personas en nuestro país que, como nosotros, están hartas y dolidas por tanta destrucción, por ver como le damos en la madre a nuestro planeta. Por eso les pido que en la medida de sus posibilidades se sigan sumando a este proyecto, con donaciones, con patrocinios, con su trabajo y con su conocimiento en fauna silvestre, y es que esto no termina aquí con el traslado de Big Boy, esto apenas comienza.

Este Elefante debe ser nuestro emblema para que especialistas, comunicadores, autoridades, empresarios y población en general nos unamos para rescatar la vida silvestre no para destruirla”. Cabe destacar que Ostok también será un cetro de investigación y educación para la conservación de vida silvestre, en donde se darán pláticas y talleres por parte de expertos nacionales e internacionales, y en donde jóvenes y estudiantes de todo el país podrán especializarse en el rescate y protección de nuestra biodiversidad.

“La inconsciencia y ambición humana no puede seguir destruyendo la vida así como así. Como si nuestra biodiversidad fuera un recurso inagotable, como si la vaquita marina, el ajolote o el jaguar fueran bienes renovables o sustituibles. Como si acabar casi con la mitad de nuestra fauna no tuviera consecuencias. Arturo, yo y muchos especialistas los invitamos a dejar la redes y a tomar las riendas del rescate de la fauna silvestre.

Políticos como los del Partido Verde acabaron con la vida de mucho animales por medidas populistas como su fallida ley de circos sin animales, afortunadamente Big Boy sobrevivió y hoy debe recordarnos que lo popular no siempre es lo mas adecuado ni para los animales ni para los humanos. Lo popular, incluso, puede poner en riesgo la vida”, concluyó Ernesto Zazueta.

En la inauguración de Ostok Animal Protection & Sanctuary estuvieron presentes el Medico Veterinario Zootecnista (MVZ), Luis Palazuelos Platas, director de vinculación académica de la AZCARM y primer presidente de la asociación; el MVZ Arturo Sánchez Mejorada, vicepresidente de la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos, Veterinarios Zootecnistas de México A.C.

Claudia Pérez Salas, directora de la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de mamíferos Marinos AMHMAR; Ricardo Aguilar Durán, vicepresidente de la AZCARM y director del Acuario Michin Puebla; Jaime Eleazar Borbolla, director de la Facultad de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Sinaloa; Vicente Olimón Andaló, director de la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa; Edgar Reina Ponce, presidente de la Asociación veterinaria de Reptiles y Anfibios; Luis Soto Rendón, director del Zoológico de Guadalajara, Luis Palazuelos Barroso, director del Parque Recreativo y Ecológico Xenpal; el Diego García Heredia, director del Zoo Culiacán; y el Biólogo Antonio Martinez, asesor técnico de Ostok.

- Advertisment -

Más Leidas

Últimos Comentarios